Una decisión histórica

Terminar con la precarización es el principal objetivo de gestión y decidimos hacerlo con transparencia. Mi mayor anhelo es que no quede ningún trabajador precarizado antes de terminar este mandato.

En vísperas de los 430 años de la fundación de nuestra ciudad, les anuncio que he tomado la decisión de iniciar el proceso de pase a planta de los beneficiarios del programa de entrenamiento municipal PEM. Desde siempre, por formación y convicción me he manifestado en contra de la precarización y del sostenimiento de sistemas que bajo el nombre de “programas” encubren la explotación, niegan los derechos básicos de los trabajadores y promueven el clientelismo. No habrá privilegios, vamos a aplicar tres criterios básicos: servicio esencial, efectiva prestación del trabajo y antigüedad. Comenzaremos con aquellos que hacen las tareas que nadie quiere hacer, los que tienen que salir a la calle día a día a limpiar, ordenar, construir y cuidarnos. Vengo a reparar esta injusticia, para que nunca más un gobierno use a los trabajadores como variable de ajuste de la política. Un camino de responsabilidad y entrega nos espera, sin trabajadores precarizados La Rioja será un lugar mejor.

Estoy feliz de poder hacer realidad esta situación que por tanto tiempo se les negó y devolverles la confianza.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
1/1